Para los que aún se atreven a ir en bici por ciudades como Madrid 19 ene. 2009

Para aquellos valerosos ciclistas que intentan disfrutar, dentro de lo posible, de sus paseos en bici por las grandes ciudades, donde los carriles al uso brillan por su ausencia o son directamente utilizados como cualquier otro aparcamiento, existe un nuevo sistema que quizás no llegue a resolver el problema, pero eso sí, seguro lo hace mucho más vistoso. El invento en cuestión consta de unas luces que proyectan un carril bici luminoso para que los conductores se percaten de la presencia del ciclista.



En principio es una opción mucho más barata que la construcción de un carril especial, y por la noche seguramente sea más efectivo que una simple luz roja en la parte trasera de la bicicleta o un chaleco reflectante. No obstante, por lo menos en España, el problema no reside en que los conductores no vean a los ciclistas, sino que no les dan la menor importancia pensando que por no llevar motor tienen menos derechos sobre el asfalto.


Fuente

0 comentarios: