La salvación del arroz 28 ene. 2007


Fue el miércoles por la noche, mis compañeras de piso y yo estábamos tranquilamente en el salón de casa, con nuestros ordenadores , chateando, hablando y consultando. De repente, la mala suerte quiso que una botella de agua se precipitase sobre mi ordenador. Oh, TERROR!!! RÁPIDO, RÁPIDO TRAE EL SECADOR!!! DIOS MIO, ESTA GOTEANDO AGUA POR TODOS LADOS!!! ¿POR QUÉ YA NO SE ENCIENDE?.
Tras unos minutos de confusión, definitivamente mi ordenador decidió no darme una nueva oportunida, me abandonó sin más. Esa noche, esperando que sólo fuese un enfado temporal, le hice una cama de toallas cerca de mi radiador pensando que , quizás, sintiéndose más cómodo, pensase el darme una nueva oportunidad. No fue así. A la mañana siguiente seguía sin dar respuesta alguna. Habíamos leido la noche anterior en internet , el caso parecido de un chico que lo había solucionado sumergiendo su ordenador en un salvador baño de arroz. Ni corta ni perezosa, me dirigí al supermercado más cercano para comprar unos cuantos kilos de arroz. En una caja de cartón , cubrí con arroz mi portátil aproximadamente hasta la mitad de su altura. Sólo restaba esperar.






Jueves, 18:00 : Paseando por el centro de Berna , María (mi compañera de piso) y yo nos dirigíamos a una cafeteria para tomar algo con chocolate, el desencuentro con mi pequeño amigo me obligaba a consumir más azucar de lo normal. Una llamada de Fátima (otra de mis compañeras de piso) : SOMBRA, TU ORDENADOR FUNCIONA!!!
MILAGRO,MILAGRO!!!! Ha funcionado , el arroz ha funcionado...

CONCLUSIÓN : Con unos cuantos kilos de arroz se puede solucionar un accidente como el mio. En mi caso sólo era agua, no sé si la misma solución será aplicable a otras bebidas y/o líquidos. Por lo que a mi respecta, alejaré de mi ordenador vasos, botellas y demás recipientes con contenido líquido. He podido tener suerte esta vez, pero tampoco hay que tentarla.

Las cosas que tiene el invierno 15 ene. 2007

Este invierno está siendo extrañamente cálido . No obstante, otros años no ha sido así en Suiza. Mirad que fotos he encontrado por internet de una "Tormenta de Hielo" (nombre perfecto, por otro lado, para la típica película americana sobre desastres naturales) que no hace mucho pasó por tierras helvéticas.




Precisión suiza

Esto si que es precisión suiza, nada de relojes de cuco, el futuro está en los tambores.

http://www.biertijd.com/oudbruin/content.php?article.668

Qué mala pata tiene la niña!!!

Incluso Heidi puede tener mala pata. ¿Qué ocurre cuando una niña acostumbrada a andar descalza se pone su nuevo equipo de esquí y se lanza a las pistas? Pues pasa lo que pasa...



Esta foto la tomé en el aeropuerto de Zürich, ¿será para asustar?

Navidad, suiza Navidad... 14 ene. 2007

Durante las Navidades siempre había estada acompañada de mi familia. Desde que dejé mi casa, me ha costado no pasar esos días con ellos aprovechando al máximo el tiempo que tengo. Este año ha sido distinto. No peor, pero si distinto. Sólo he podido estar con ellos durante cuatro días, cuatro días que me han sabido a muy poco. La Nochevieja fuera de España no ha estado nunca dentro de mis planes, me gusta mantener las tradiciones : cena familiar, uvas y fiesta con los amigos. Este año mi cena de Nochevieja ha sido con la que , aquí en Berna, es mi nueva familia. Una noche distinta, pero al fin y al cabo, una noche especial.
Año nuevo, vida nueva, o eso se dice. Para mi este año esta frase tiene nás significado que nunca. Los cambios llegan de imprevisto, sin avisar, sin darnos tiempo a pensar como adaptarnos a ellos. Por eso, este soleado mes de Enero en Suiza, me está haciendo más fácil el comenzar este nuevo 2007.

Aunque seguro que os lo han dicho en muchas ocasiones durante estas fechas, espero que durante este 2007 todas vuestras ilusiones se conviertan en realidades.

Aquí os dejo algunas de las fotos de estas Navidades :

Catedral de León, 23:26 , 25 de Diciembre de 2006

Los intrépidos ante el frio leonés

Volviendo a Suiza, visita a Adelboden, una zona de esquí cercana a Berna. Se nota que este año el invierno es cálido, no había tanta nieve como nos suponíamos .


¿A quién no le apetece un chocolate con ron con estas vistas y este solecito?



Desde luego la montaña no invita sólo a esquiar...


Por cierto, todavía no ha habido manera de encontrar una vaca morada, y mira que la he buscado...




Para acabar un autorretrato montañero, con la greña al viento...